Aedes aegypti a lo largo de la ruta 2

El trabajo de la Dra. Corina Berón y su equipo, miembros  del CONICET, con lugar de trabajo en el Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Biotecnología (INBIOTEC), y de  la Fundación para Investigaciones Biológicas Aplicadas (FIBA), con sede en Mar del Plata, demuestra la “necesidad urgente” de implementar controles sanitarios en aquellas rutas en donde se produce un gran desplazamiento de personas.

(20/01/2017 -Agencia CyTA-Instituto Leloir)

El mosquito vector del dengue también viaja por la ruta 2

“Los camiones, colectivos y autos que circulan por esa autovía transportan huevos y larvas del vector, según alertaron los científicos. Instan a implementar controles sanitarios. El movimiento de camiones, colectivos y autos por la ruta 2, la principal vía de conexión entre Buenos Aires y Mar del Plata, no sólo transporta mercaderías y turistas. De acuerdo a un grupo de científicos, los vehículos también favorecen a la dispersión a lo largo de esa arteria del mosquito Aedes aegypti, el vector del dengue, la fiebre chikunguña, el Zika y la fiebre amarilla urbana.

Entre 2009 y 2012, el grupo de Berón relevó especies de mosquitos existentes en Mar del Plata y alrededores, y no detectó la presencia del Aedes aegypti a pesar de que ya era una especie abundante en las ciudades de Buenos Aires y La Plata. Sin embargo, todo indica que la especie va en camino a la costa.

En 2002 el profesor Gustavo Rossi del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) –  y colaboradores publicaron el registro de este mosquito por primera vez en Chascomús, a 130 km de la Capital Federal. En los muestreos de 2011, también se constató la presencia del vector en Lezama, a 39 km de Chascomús, y un año después, ya se lo encontraba en Castelli y Dolores, distante 55 km de Lezama. “En otras palabras, se observó que con el paso del tiempo las poblaciones del mosquito colonizaban localidades cada vez más hacia el sur”, indicó Berón.

La científica de Mar del Plata puntualizó que Aedes aegypti tiene un rango de vuelo en su vida que varía entre 10 y 800 metros. “Que esta población de insectos haya logrado desplazarse casi 60 kilómetros en un año indica una rápida dispersión pasiva producto del transporte humano”, enfatizó.

Para confirmar la procedencia del vector, el grado de parentesco entre sus poblaciones y su modo de desplazamiento, los investigadores realizaron un estudio del perfil genético o “haplotipo” de muestras poblacionales recogidas en diferentes localidades situadas a lo largo de la ruta 2. Para ello, extrajeron el ADN de al menos 15 mosquitos Aedes aegypti en cada una de las distintas localidades muestreadas a lo largo de la ruta, así como en Avellaneda y La Plata.”

Read more

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s